El escaparate de la Fórmula Uno entra en escena

En el circo de la Fórmula Uno la imagen vale tanto o más que un buen motor o la mejor aerodinámica. Ese valor multiplica los ingresos de las escuderías que compiten en el club más selecto del mundo del automovilismo. El 18 de marzo, en Australia, arranca un nuevo Campeonato que a buen seguro volverá a estar cargado de emoción. Los mejores pilotos lucharán por hacerse con el título, cada uno con su destreza a los mandos del volante y con una imagen personal por la que se pelean las grandes firmas. Ramiro Fernández, psicoesteta, analiza el estilismo de los principales espadas del Mundial

Ramiro Fernández Alonso (Psicoesteta)

Nuestra misión en psicoestética es aconsejar, asesorar, orientar, sugerir… pero jamás imponer nada. De mutuo acuerdo con el cliente realizamos técnicas distintas a cada caso para favorecer, actualizar y potenciar su imagen personal. Estamos inmersos en la imagocracia, el poder de la imagen que se apodera de casi todo y, la Fórmula Uno es el mejor espejo de estas tendencias actuales. Cuando el próximo 18 de marzo se encienda la luz verde del semáforo del circuito de Albert Park, en Melbourne (Australia), arrancará un nuevo Campeonato del Mundo, una nueva lucha de los mejores pilotos por conquistar el título mundial. Sus peinados, sus gestos, su indumentaria… cientos de flashes harán que sus rostros den la vuelta al planeta. Empieza una carrera por ver quién es el más rápido pero en cuestión de estilo ganan casi todos.

Fernando Alonso

Fernando Alonso

Desde su debut en la Fórmula Uno -allá por el año 2001- hasta hoy su cambio  de estilo, de peinados y su corte de cabello  han dado un giro espectacular. Una imagen vale más que mil palabras (ver fotos). De su Imagen Personal Atascada (IPA) pasó rápidamente a la Imagen Personal Impulsora (IPI). Su popularidad, como gran campeón, se disparó y ahora innumerables firmas comerciales le eligen como imagen de marca. Sin duda, Fernando Alonso es uno de los deportistas de élite más internacionales del mundo. El cabello es uno de los símbolos de la personalidad humana y Alonso, con esa imagen siempre cuidada, demuestra que cree en sí mismo. Sus patillas estilizan su figura y están acordes a su talla; su incipiente perilla, más conocida como sombra o lunar indio, le singularizan y le dan esa psicoestética aureola de campeonísimo. Un éxito es un fracaso si no se refleja en el semblante del triunfador y Alonso es el mejor espejo del triunfo.

Jenson Button

Jenson Button

A este inglés se le conoce con el sobrenombre del ‘gentleman’ de los circuitos. De estilo refinado al volante, no lo es menos con su imagen. Su estatura (1,82) se sale de los cánones, su cabello, cuidadosamente descuidado, resulta dinámico hasta cuando se desenfunda el casco. Un rubio perfecto para una tez pálida, típicamente británica. Es la imagen perfecta. El hombre anuncio por excelencia de la Fórmula Uno. El glamour convertido en piloto, un filón comercial. Jenson Button sabe jugar como muy pocos con esa barba de dos o tres días que a veces deja asomar. Entonces combina cabellos estudiadamente despeinados. De él se ha dicho que está entre los cinco hombres más atractivos del mundo y alguna vez se le ha escuchado decir que no son los que más corren los que llegan primero pero hay quien cree que si no existe mucha velocidad y ruido no se ganará la vida.

Nico Rosberg

Nico Rosberg

Nadie discute su belleza global. Estamos ante un deportista que sabe muy bien coordinar lo que es un joven apolinio y elegante: peinado, vestido, figura y personalidad. Con ese magnífico cabello, su expresividad y atractivo personal, hagas lo que le hagas acabará ofreciendo un resultado sobresaliente. Estoy convencido de que es consciente de que sus dedos son su mejor peine, dándole a su peinado naturalidad y espontaneidad. Este alemán de sólo 26 años acumula ya cinco temporadas consecutivas en el mundo de la Fórmula Uno pero aún no ha conseguido el triunfo en ningún gran premio. Esta podría ser su temporada si se aplica una máxima: “el hombre que se siente seguro de su victoria personal no vive inquieto. El éxito conseguido con nobleza y esfuerzo conlleva como premio una gran fuerza espiritual”. Nico Rosberg lo tiene todo en sus manos.

Michael Schumacher

Michael Schumacher

Del campeonísimo alemán debemos destacar su imagen capilar negativa. Nadie discute su figura esbelta y elegante pero su corte de cabello, excesivamente corto, minimiza su expresividad y su carisma de campeón, neutralizando así la seducción que en nuestros días se reclama del semblante humano. Hoy, más que nunca, el cabello de los deportistas es vehículo de seducción y comunicación y, sin lugar a dudas, favorece la imagen del líder triunfador. Polémico dentro y fuera de los circuitos, Michael Schumacher no debería confundir el carácter de hacerse respetar con el mal carácter, ese que es propio de quien no tolera las opiniones y los derechos que los demás tienen o puedan tener.

Sebastian Vettel

Sebastian Vettel

Clásico, dinámico, atrevido y risueño. Este jovencísimo triunfador (con sólo 23 años puede presumir de ser bicampeón del mundo) atesora y conserva un fantástico equilibrio entre su figura juvenil, su magnífico cabello, sus elegantes gestos y su expresividad global. Alguien dijo alguna vez que tiene rostro de niño pero su sonrisa perenne no hace más que transmitir agilidad, energía, fuerza y espíritu, cuatro ingredientes imprescindibles en la receta de cualquier campeón. Las baterías de su mente no se cargan con gestos de vencido porque últimamente sólo sabe ganar y en su favor también hay que decir que todos tenemos el poder de empezar de nuevo pero muy pocos saben utilizarlo y, Sebastian Vettel, sin duda, conoce perfectamente cómo hacerlo y por eso su coche luce el número uno.

Patrocinadores

Neumáticos Ruedastur
Infasa
Neumáticos El Milán
 
Formula 1 2012
Formula 1 2011
Formula 1 2010