Un Mundial a tres bandas

Vettel (Red Bull), Raikkonen (Lotus) y Alonso (Ferrari) lideranun campeonato cuya llave puede estar en los segundos pilotos

| 14/05/2013

 

Satisfacción... con los pies en el suelo. La victoria en Montmeló, la segunda de la temporada tras la del GP de China, suponía para Fernando Alonso y Ferrari mucho más que la simple suma de 25 puntos. Incluso más que la resta de 13 a Sebastian Vettel. Era la constatación de que el F128 es un coche fiable y robusto; de que lo sucedido en Bahréin con el DRS no fue más que una mala pasada de la fortuna y de que, ahora sí, el asturiano tiene en sus manos una máquina con la que buscar su tercera corona mundial.

Los Pirelli marcan el ritmo del campeonato y Ferrari, como Lotus, ha sabido adaptarse a las exigencias. La palabra clave en la F1 actual no es tanto velocidad como ritmo. Velocidad a una vuelta tiene para dar y regalar MercedesMercedesMercedes, tanta como problemas luego para mantenerse en pista. Debe ser ciertamente frustrante para un piloto del carácter de Lewis Hamilton verse a los mandos de una flecha plateada que vuela en las clasificaciones y que se arrastra en las carreras.

«Tenemos un coche competitivo, para ganar el Campeonato», reconocía el ovetense tras la carrera de Montmeló; al tiempo que pedía mejorar el rendimiento en la clasificatoria de Mónaco, la próxima parada del «Circo», dadas las condiciones de extrema dificultad para adelantar que ofrecen las enrevesadas calles del Principado. Le daba ayer mismo la razón Stefano Domenicalli, el director deportivo de la scuderia, aunque advertía de que «no tenemos que desequilibrar la situación actual del coche».

La situación actual significa que las carreras ya no se ganan desde la pole, aunque siempre ayude, sino por ritmo y estrategia. La gran diferencia en todo caso del F128 con sus predecesores es que debe evolucionar, pero no para igualarse a los demás, como otros años, sino para mantener el terreno ganado.

Kimi, silencioso.- Evidenció Ferrari en Barcelona un gran ritmo y una perfecta estrategia, como lo evidenció Lotus con KimiRaikkonen. El finlandés ha dejado de ser el piloto de hielo para convertirse en el piloto silencioso, el que siempre termina apareciendo en la parte final de las carreras para situarse en la zona alta. Sin hacer ruido, sin entrar en batallas innecesarias. Ojo a Kimi, que parece iniciar las carreras al cumplirse el ecuador de las mismas y que, piano piano, suma ya una victoria y tres segundas plazas esta temporada; con 22 carreras seguidas en los puntos en la que es la tercera mejor racha de la historia tras las 23 de Alonso entre las temporadas 2011-12 y las 24 de Schumacher entre 2001 y 2003.

Red Bull contra Pirelli.- La escudería austriaca hizo de la aerodinámica su obra maestra, pero el lapicero de Adrian Newey no encuentra de momento una solución mágica con la que atajar sus problemas con los Pirelli. Ayer mismo exigía el austriaco Dietrich Matschitz, el propietario de la escudería, unos neumáticos más duraderos. «El objetivo era lograr unas carreras más emocionantes con más paradas para cambiar neumáticos, pero no tanto», dijo el jefe del búfalo rojo.

Quejas al margen, no debería ignorar Matschitz que en el garaje de Red Bull equivocaron la estrategia con Vettel en Montmeló reteniéndole en pista demasiadas vueltas tras un Rosberg al que no lograba superar pese al peor ritmo del MercedesMercedesMercedes.Ahí ganó la partida Ferrari, no con los neumáticos. Este mismo Red Bull con estos mismos neumáticos ha ganado este año en Malasia yBahréin, y volverá a hacerlo sin duda en circuitos en los que impongan la fuerza de su aerodinámica.

Quejarse sólo cuando no se gana es el argumento más pobre.

Cuestión de tres.- Hace un año a estas alturas habían ganado cinco pilotos distintos de cinco distintas escuderías las cinco primeras carreras. Esta campaña ya se sabe que el Mundial es una lucha a tres entre Vettel,Raikkonen y Alonso en la que el comportamiento de los segundos pilotos, como el de Massa en Barcelona, puede resultar fundamental.

Una lucha a tres porque MercedesMercedesMercedes tiene de momento un problema irresoluto con los neumáticos, y McLaren está para recoger migajas a la espera del impulso de la llegada de los dólares del mexicano Carlos Slim, padrino deportivo de «Checo» Pérez y próximo patrocinador de la escudería.

Últimas noticias de Fórmula 1

Ferrari vuelve a amenazar con irse

"No fanfarroneamos", avisa el presidente de la escudería, que rechaza el nuevo reglamento

Alonso, contento con los primeros test para 2018

"En general tuve una buena sensación", dice el asturiano sobre el rendimiento de los neumáticos

Alonso: "Acabo el año con una buena sensación"

Abu Dabi, Efe El asturiano Fernando Alonso aseguró en el circuito de Yas Marina que ...

Un trienio en el fondo

Alonso y McLaren tendrán la próxima temporada la oportunidad de regresar a la superficie

Alonso duda si correr en las 24 Horas de Le Mans

"Tienes que cambiar tu modo de conducción", reconoce el asturiano

Utilizamos "cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle contenidos, servicios y publicidad personalizada a través del análisis de su navegación. Si continua navegando acepta su uso.
Más información y cambio de configuración | Cerrar