Del podio, a la ruina

Alonso termina sexto tras embestir a Hamilton cuando intentaba arrebatarle la tercera plaza, siendo ambos sancionados - Vettel refuerza su liderato

| 11/04/2011

 

Tarde de secretos y cuchicheos en el paddock de Sepang mientras en Ferrari trataban de digerir la sexta posición de Fernando Alonso. Los comisarios llamaron a capítulo al asturiano para que explicara su lance con Hamilton y cada uno se fue con un castigo de veinte segundos. A Lewis, por cambiar de trayectoria dos veces en la defensa de su posición; a Fernando, por provocar una colisión. Sentencia sin significado para el español, igualmente sexto, y penalización de un lugar para el inglés, finalmente octavo. El roce descabalgó a Alonso de la lucha por un podio que sabía a gloria después de una carrera con un guion que cada vez es más habitual en la hoja de ruta del asturiano. Si los sábados son malos para la Scuderia, los domingos no vienen empezando mucho mejor. Otra vez quedó varado en la salida, superado por tres coches (los dos Renault y el de Massa) y obligado a aplicar toda la heroica de su repertorio para arreglar el desaguisado.

Ya lo tenía encarrilado y estaba listo para devorar a Hamilton y subirse al podio a falta de 12 vueltas cuando todo se torció. Golpe contra el inglés, alerón roto, nuevo paso por el garaje y caída hasta la sexta posición.

Hamilton ya contaba con la tercera plaza cuando Alonso se apareció en su retrovisor. En Ferrari se las habían arreglado para retrasar al máximo el último relevo de neumáticos y dejar pocas vueltas al compuesto duro, el que peor se portaba en la pista malaya. Cuando el ovetense pasó por el garaje (vuelta 41), su antiguo compañero ya llevaba cuatro giros soportando las gomas duras. Recortó distancia Alonso armado hasta los dientes y se puso encima del McLaren. Una sombra roja sobre la bala de la plata. Miedo. Era el reencuentro de dos viejos rivales. Saltan chispas cada vez que el azar de las carreras los junta en la pista. Sus manos están señaladas como las de más talento de la parrilla y la adrenalina se les dispara sólo con mirarse. Alonso olió sangre calzado con unos neumáticos en su momento dulce y lanzó el ataque.

Fueron dos vueltas eléctricas en las que el asturiano no contó con una ayuda importante esta temporada. Su alerón móvil, el invento que vino para facilitar los adelantamientos, no funcionaba desde el primer tramo de la carrera. Le dio igual porque se vio fuerte. Tenía ritmo y velocidad para ajusticiar a Hamilton y anotar en su libro de hazañas una victoria parcial sobre su mayor enemigo.

El inglés se defendió como pudo durante las dos vueltas que duró el acoso. Llevó el reglamento al límite. Tanto que los comisarios advirtieron un exceso en sus cambios de dirección. Pero eso fue después de la carrera, así que Alonso tuvo que buscar otra vía.

Su acometida final pudo parecer precipitada, pero sólo fue consecuencia de otro de los cambios de esta temporada. Los Pirelli tienen un punto óptimo de funcionamiento. Como el arroz, no hay nada que hacer con ellos cuando se pasan. Y el ovetense debía aprovechar su oportunidad en ese momento.

Era ahora o nunca, y fue nunca. En una de las embestidas, el morro del Ferrari tocó la rueda trasera derecha del McLaren. Alonso se cargó el alerón y la aventura por un podio terminó en tragedia. Tuvo que pasar otra vez por el garaje y cayó a la sexta plaza. Los comisarios también revisaron su empujón al inglés y le colocaron 20 segundos irrelevantes. Lo había tenido tan cerca que la decepción en el garaje rosso fue grande. Su piloto estrella estaba a punto de terminar una faena redonda, pero no tuvo suerte cuando entró a matar. Dolió todavía más al ver a Hamilton pasar una cuarta vez por el garaje con problemas de neumáticos.

Hasta ese momento Alonso había toreado como las figuras, después de enderezar una faena que se había complicado con una salida desafortunada. Se quitó de delante a Massa, Petrov y Webber antes de plantarse tras Hamilton. Habría sido una buena respuesta a la superioridad de Sebastian Vettel.

Sin apuros, el alemán se hace fuerte en el liderato. En su cartilla tiene el pleno de victorias y por un punto no dobla a Button en la general. Mientras todos sufren y tienen que pelear hasta la extenuación para ganar cada puesto, él levita sobre la pista. Ya tuvo la pole en Australia y dominó la carrera. Repitió suerte ayer en Malasia, con otro clima, en un circuito que no tiene nada que ver con Albert Park y con un desgaste de neumáticos diferente. Al misil energético le da igual. El coche azul va sobre raíles y rueda ajeno a todo lo que sucede a su espalda. Button terminó segundo, pero se lo tuvo que trabajar en las paradas, y Heidfeld volvió a meter a un Renault en el podio. Ninguno fue rival para el líder del campeonato.

Un alerón que dejó de ser móvil

El desenlace de la carrera dejó a Fernando Alonso estampado contra la trasera del McLaren de Lewis Hamilton y con su ala delantera rota. El asturiano optaba al podio porque era más rápido que el inglés, pero venía muy forzado. No podía utilizar todas las herramientas que el reglamento de esta temporada aporta para facilitar los adelantamientos. Al F150 Italia dejó de funcionarle el alerón trasero móvil, ése que permite variar la carga aerodinámica para lanzar el ataque contra el coche que viene por delante. Se dio cuenta Alonso en la vuelta 17, cuando quiso utilizarlo para sacarse de encima a un doblado. Miró por el espejo y vio que continuaba en la misma posición. A partir de ahí tuvo que utilizar el kers para contar con potencia extra y sacarse rivales de encima. Y_quizá por esa limitación también tuvo que forzar demasiado para adelantar a Hamilton en la vuelta 45. Y la cosa terminó mal.

Últimas noticias de Fórmula 1

Leclerc logra en Singapur su tercera 'pole' consecutiva

Hamilton acompañará al monegasco en la primera fila - Carlos Sainz partirá desde el séptimo puesto

Leclerc se gradúa en Spa

El monegasco, de 21 años, logró su primer triunfo por delante de Hamilton y Bottas - Sainz abandonó

Leclerc logra en Austria su segunda 'pole' y Hamilton saldrá quinto por una sanción

El monegasco partirá por delante de Verstappen y Bottas, mientras que Vettel arrancará décimo

Hamilton se pasea en Francia y se aleja en el Mundial

El británico logra una victoria incontestable por delante de Bottas y Leclerc - Sainz acaba sexto

Alonso, único campeón mundial en tres disciplinas

El asturiano consiguió el triunfo en 23 circuitos de cuatro continentes | Le falta Indianápolis, donde participó sin éxito en tres ocasiones, para cerrar un círculo mágico

Próximo GP de Fórmula 1

22 de Septiembre

Singapur
GP de Singapur
61
vueltas
5.063
kms/vuelta
308.843
kilómetros
Foto: Reuters

Horarios:

20/09

10:30 - 12:00
Libres 1
16:30 - 18:00
14:30 - 16:00
Libres 2
20:30 - 22:00

21/09

12:00 - 13:00
Libres 3
18:00 - 19:00
15:00 - 16:00
Parrilla
21:00 - 22:00

22/09

Carrera
14:10
Carrera
20:10

Noticias de Fórmula 1 más leídas de la semana