Atrapados en Shanghai

El cierre del espacio aéreo europeo por la erupción del volcán en Islandia trastoca los planes de la «troupe» de la Fórmula 1

| 18/04/2010

La erupción del volcán en Islandia se recibió al inicio con desprecio en la Fórmula 1, esa suficiencia que a veces hace a este deporte sentirse por encima del bien y del mal, como si fuese un mundo aparte, con sus coches, sus pases de paddock, sus invitados, su glamour… Un puñado de horas más tarde, unas 2.500 personas, la gran «troupe» de este teatro ambulante, vivían con la inquietud de no saber cuándo ni cómo podrían volver a casa. La nube del Eyjafjalla, el Vesubio del siglo XXI, bloqueó el espacio aéreo en el centro y norte de Europa, la zona clave para articular los enlaces desde Shanghai. Los grandes aeropuertos de Alemania, Holanda, Suiza… el eje del tráfico aéreo del Viejo Continente, tenía cerradas sus puertas. El caos llegaba a las carreras.

La tormenta de ideas no tardó en estallar. Alonso iba a lo suyo. «No creo que haya problemas para la vuelta», dijo. Debía ser el único que pensaba así. Los jefes de logística de los equipos no daban abasto en busca de información y de rutas alternativas. Los más listos ya se habían cogido las últimas plazas a Europa con escalas en Oriente Medio.  A los rezagados solo les ofrecían vuelos para el miércoles, o hasta para dentro de una semana.

En el inmenso aeropuerto de Pudong, no había ayer rastro de las decenas de vuelos que cada día salen de Shanghai hacia Europa. Sólo tres aeronaves cubrían rutas. Un caos. Los pilotos se lo tomaban a risa. «Yo ya he alquilado un coche para volver», decía Vettel desde la atalaya de su pole position. «Tú puedes ir nadando a Australia», le soltó Alonso a Webber. Respuesta rápida: «No, tengo hueco en el coche con Vettel». Jaime Alguersuari buscaba el lado práctico y pensaba en irse de compras una tarde entera por Shanghai; Barrichello ya planeaba dos días de vacaciones en Tailandia y había periodistas que fantaseaban con una escapada a Japón para ver a Rossi en Motegi.

Lo que para algunos era divertido, en las escuderías se vivía con angustia. José Ramón Carabante, dueño de Hispania Racing, el equipo español de la F1, preparaba el rescate a bordo de su avión privado. El empresario murciano buscaba una escala en Qatar o Abu Dhabi para que su jet tomara impulso antes de recogerlo en Shanghai.

Cada escudería mueve de media 150 personas a una carrera. Todos con su itinerario bien preparado, de acuerdo a su rango y actividad. Ferrari reparte a su tropa desde China entre Amsterdam, París, Francfort y Zurich, para luego recolocar a la mayoría hacia Italia. Los cuatro aeropuertos tenían ayer incidencias graves.

En las oficinas de la Fórmula 1 se recibió la llamada de aviso desde DHL, el gigante del transporte transatlántico. Dos de sus aviones debían estar hoy en Shanghai para iniciar la recogida de material. «No llegarán», advirtieron desde la sede en Alemania. El destrozo es de los buenos porque la logística de la F1 implica mover a cada circuito unas 300 toneladas de material, repartidas en 20.000 paquetes. De todo esto se encargan cinco Boeing 747. Ninguno estará hoy ni seguramente mañana en Shanghai.

En la sala de fotógrafos del circuito la obsesión por la nube de humo y ceniza en Europa se lleva al extremo. Se capturan imágenes de satélite y se compara su evolución. La idea es dar con el aeropuerto que antes quede libre del asunto. Y esta mañana había carrera de coches, con el liderato del Mundial en juego. Pero un rato después de que Vettel se había asegurado la pole, ya nadie pensaba en el Gran Premio. Los pesimistas contaban los días que les tocaría esperar tirados en el aeropuerto. Y otros, atentos a los daños colaterales, echaban un vistazo al pasaporte y sufrían con horror ante el visado chino a punto de expirar.

«Tú puedes ir nadando a Australia», le soltó Alonso a Webber; «no, me lleva Vettel en coche», le respondió

Fernando Alonso, durante su intervención en la rueda de prensa tras la clasificación, con Vettel y Webber a su derecha. Franck Robichon / EFE

Últimas noticias de Fórmula 1

Leclerc se gradúa en Spa

El monegasco, de 21 años, logró su primer triunfo por delante de Hamilton y Bottas - Sainz abandonó

Leclerc logra en Austria su segunda 'pole' y Hamilton saldrá quinto por una sanción

El monegasco partirá por delante de Verstappen y Bottas, mientras que Vettel arrancará décimo

Hamilton se pasea en Francia y se aleja en el Mundial

El británico logra una victoria incontestable por delante de Bottas y Leclerc - Sainz acaba sexto

Alonso, único campeón mundial en tres disciplinas

El asturiano consiguió el triunfo en 23 circuitos de cuatro continentes | Le falta Indianápolis, donde participó sin éxito en tres ocasiones, para cerrar un círculo mágico

Mercedes lidera los primeros libres en Paul Ricard

Hamilton ha marcado el mejor tiempo por delante de Bottas - Sainz ha finalizado en octava posición

Próximo GP de Fórmula 1

22 de Septiembre

Singapur
GP de Singapur
61
vueltas
5.063
kms/vuelta
308.843
kilómetros
Foto: Reuters

Horarios:

20/09

Libres 1
10:30 - 12:00
Libres 1
16:30 - 18:00
Libres 2
14:30 - 16:00
Libres 2
20:30 - 22:00

21/09

Libres 3
12:00 - 13:00
Libres 3
18:00 - 19:00
Parrilla
15:00 - 16:00
Parrilla
21:00 - 22:00

22/09

Carrera
14:10
Carrera
20:10