No hay quinto malo

Verstappen logra en México la quinta victoria de su carrera y Hamilton conquista una quinta corona mundial que le iguala a Juan Manuel Fangio

| 29/10/2018
Lewis Hamilton recibe la felicitación de Sebastian Vettel tras ganar su quinto título mundial. / j. m. matute

El holandés Max Verstappen mantiene su idilio con México, donde ayer ganaba con su Red Bull por segundo año consecutiva para conseguir la también su segunda victoria del año tras Austria y la quinta de la carrera en la Fórmula 1. Y quinta, pero en su caso corona mundial, la asegurada ya matemáticamente por Lewis Hamilton y en el mismo escenario, lindo y querido, en el que el año pasado amarraba la cuarta. El británico sólo pudo finalizar ayer cuarto con su Mercedes, superado en el complicado autódromo de la capital mexicana por los ferraris de Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen; pero esa cuarta plaza le valía y le sobraba para lograr un pentacampeonato que le iguala en la historia a una leyenda como el argentino Juan Manuel Fangio y le sitúa sólo dos escalones por debajo de los siete títulos del líder de todos los tiempos, el alemán Michael Schumacher.

Verstappen, que el sábado se había quedado a milésimas de convertirse en el piloto más joven en lograr una primera plaza en la parrilla, se tomó cumplida revancha en la carrera. Apenas necesitó unos metros para en la salida superar a su compañero Daniel Ricciardo, quien también se veía doblegado en la arrancada por Hamilton. Y el holandés volador ya no dejó la cabeza. Líder de la primera curva a la última durante las 71 vueltas de la carrera. Y líder con gran autoridad, incluso cuando en los giros finales mimó el rendimiento de su motor Renault después de ver cómo su compañero Ricciardo -el otro "pupas" de este final de campaña junto a Fernando Alonso- se veía obligado a abandonar.

Nunca peligró la victoria de Verstappen y nunca peligró la consecución del título para Hamilton, pues si Vettel no ganaba -y nunca estuvo en disposición de poder conseguirlo- no necesitaba siquiera puntuar para ser campeón. Pero eso no significa que tuviera una carrera tranquila, más bien al contrario. El británico aguantó la segunda plaza que conquistó en la salida hasta el giro 39, cuando Vettel le pegó una pasada descomunal. Y de ahí al final de la carrera los problemas no hicieron más que crecer. Mercedes no atinó con la configuración de sus monoplazas y éstos destrozaban los neumáticos a una velocidad de vértigo, lo que condenó a Hamilton a perder también la posición con Kimi Raikkonen y con Ricciardo, aunque ganaría al final una plaza tras el abandono del australiano.

En México, con esa cuarta plaza final, certificó Hamilton un título forjado golpe a golpe a lo largo de una temporada mucho menos plácida de lo que pueda reflejar la tabla de puntos. Una temporada en la que la firma germana en bloque -mecánicos, ingenieros, pilotos?- ha tenido que exprimirse y aplicarse al máximo ante un Ferrari que al menos hasta el verano fue superior en prestaciones, y puntuaciones, a las flechas de plata. Pero Hamilton y su grupo supieron de dar lo mejor de sí, que es mucho, en los momentos más exigentes, mientras Vettel y su garaje acumulaban errores bajo presión. De ahí no sólo la remontada sino la amplísima renta obtenida en la segunda mitad de la campaña.

A sus 33 años el piloto de Stevenage suma una quinta corona que le coloca en el podio de los más grandes de todos los tiempos, compartiendo la segunda plaza con Fangio y sólo por detrás de Schumacher. Casi nada. Aún le quedan dos carreras este año para seguir sumando muescas en su palmarés? y para pagar a su compañero Valtteri Bottas algunas de las deudas contraídas, como aquella victoria que el finlandés, siguiendo órdenes de equipo, tuvo que cederle en Rusia. Y años por delante para dar caza al káiser.

La maldición de la despedida. Si la cara de la jornada se reflejaba en las sonrisas de Verstappen y Hamilton, la cruz de la frustración correspondía una vez más a Fernando Alonso, que en México sumaba su cuarta cita consecutiva fuera de los puntos, su peor racha de la temporada. Si hace sólo una semana el canadiense Stroll se lo llevaba literalmente por delante en la primera curva del GP de Estados Unidos, ayer una nueva partida de bolos en la salida tenía al asturiano como principal damnificado. La pelea por la posición entre Hulkenberg y Ocon acabó con un toque en el que Force India del francés perdía su alerón delantero, que saltaba hecho pedazos por los aires. Allí quiso el mal fario que pasara entonces Alonso para "comerse" las piezas voladoras del coche rosa, que quedaron incrustadas en su McLaren dañando la refrigeración. En la cuarta vuelta le mandaban parar para evitar males mayores. La única nota positiva fue que ninguno de sus inmediatos perseguidores en la general logró puntuar (Carlos Sainz abandonó por un fallo en la batería cuando era séptimo) y con ello el bicampeón ovetense mantiene la décima plaza.

Quien sí puntuó en medio del caos provocado por el irregular comportamiento de los neumáticos fue el compañero de Alonso, el belga Stoffel Vandoorne, quien sumó cuatro puntos con su inesperada octava plaza final. Cuatro importantísimos puntos para el equpo McLaren en su defensa de la sexta posición de un Mundial de Constructores que Mercedes podrá lograr ya por quinto año consecutivo dentro de dos semanas en el Gran Premio de Brasil, para lo que será suficiente con que entre Hamilton y Bottas sumen 12 puntos menos que Vettel y Raikkonen.

Últimas noticias de Fórmula 1

"Sólo quiero ser campeón en resistencia"

"No nos funcionó ni la estrategia", dice el asturiano

La suerte de los campeones

Hamilton gana en Interlagos tras arruinar Ocon las opciones de un genial Verstappen y Mercedes conquista su quinto título consecutivo de constructores

Lewis Hamilton gana el Gran Premio de Brasil y Mercedes consigue su quinto título de constructores

El holandés Max Verstappen (Red Bull), segundo por delante del finlandés Kimi Räikkönen (Ferrari), resultó muy perjudicado por un choque del francés Esteban Ocón

Alonso regresará a las 500 Millas de Indianápolis con McLaren el próximo año

El asturiano volverá a competir en la prueba que ya disputó en 2017 en busca de la 'Triple Corona'

Lewis Hamilton (Mercedes), en pole position para el GP de Brasil

El británico saldrá por delante de Vettel y Bottas

Próximo GP de Fórmula 1

25 de Noviembre

Yas Marina Circuit
GP de Emiratos Árabes
55
vueltas
5.554
kms/vuelta
305.470
kilómetros
Foto: Reuters

Horarios:

23/11

Libres 1
10:00 - 11:30
Libres 1
13:00 - 14:30
Libres 2
14:00 - 15:30
Libres 2
17:00 - 18:30

24/11

Libres 3
11:00 - 12:00
Libres 3
14:00 - 15:00
Parrilla
14:00 - 15:00
Parrilla
17:00 - 18:00

25/11

Carrera
14:10
Carrera
17:10

Patrocinadores

 

Clasificación

1
Lewis Hamilton | Mercedes
383
2
302
3
251
4
Valtteri Bottas | Mercedes
237
5
Max Verstappen | Red Bull
234
1
620
2
553
3
392
4
114
5
90