Ferrari, capicúa

Alonso presiona a sus rivales al lograr su segunda pole consecutiva, mientras que Massa rompe el motor y saldrá último

| 26/09/2010

============TxT_inf_01(4968851)============

Noche de contrastes en Ferrari ante la visión de una parrilla capicúa. Delante, Fernando Alonso, imperial en un sábado perfecto; y detrás, el último de la fila, Felipe Massa, que pretendía sostener el debate en la escudería pero que se ha quedado fuera de juego. El asturiano reventó las apuestas que dibujaban una madrugada con dominio de Red Bull. Convirtió en realidad el sueño de cada sábado, que es encontrar la vuelta perfecta. Sacó todo lo que le podía dar el Ferrari y no tuvo más que esperar a ver qué hacía el resto. Había cumplido su labor. Pasaron sus rivales por la línea de meta y nadie mejoró su tiempo. Vettel, Hamilton, Button, Webber... Ninguno fue más rápido que él en su primer intento de la Q3, aunque también en su última vuelta el asturiano fue mejor que todos sus rivales.

La resistencia de Ferrari a la ofensiva de Red Bull pronto quedó reducida a lo que Fernando Alonso podía ofrecer. No iban ni diez minutos de la Q1 cuando a Massa lo dejaba tirado el Ferrari. Quedó frenado en medio de la pista por un fallo en la caja de cambios. Saldrá último, así que aprovecha para colocar un motor nuevo (el noveno del año) y dejar en nada la sanción de diez puestos en la parrilla que acarrea todo cambio.

Cabizbajo, Massa caminó por la pista en dirección al garaje mientras el resto de pilotos se retiraba a boxes al sacarse la bandera roja. Una grúa se llevó el F10. El brasileño, contrariado, negaba una y otra vez con la cabeza. «Me duele, no por no poder ayudar a Fernando sino por mí, que tenía muchas ganas de hacer una buena carrera», dijo cuando le comentaron que desde tan atrás poco podría restar a los rivales de Alonso.

Red Bull venía de las pruebas del viernes con el cartel de favorito, pero Alonso confiaba en el F10 y tomaba como referencia la ya lejana carrera de Mónaco. No aquel error que le dejó fuera de la sesión clasificatoria del sábado, sino lo bien que se defendía el Ferrari en una pista lenta y con mucha exigencia de carga aerodinámica.

Con Massa dimitido, Alonso tomó la bandera de Ferrari decidido a luchar por ella hasta el último momento. Le toca a él tirar de la ilusión de mil empleados en la fábrica de Maranello que sueñan con recuperar el título para su vitrina.

Ya pasó el asturiano en cabeza la Q1 y después, en con un juego nuevo de gomas blandas, lideró unos minutos la Q2 antes de ceder el liderato momentáneo a Vettel.

El incidente de Massa creó incertidumbre y a Alonso le reiniciaron el motor para evitar sustos, como darle aire al ordenador cuando lleva horas encendido.

Ya en la Q3, Alonso volaba en una vuelta perfecta mientras Vettel sufría el tráfico en su intento inicial. El crono del español ya era definitivo, le iba dar la vigésima pole de su carrera y la 204.ª para Ferrari. Le llega al asturiano la segunda consecutiva cuando más lo necesitaba. Ganó en Monza con el Mundial cuesta arriba y se pone en un lugar inmejorable para dar un golpe de autoridad en Singapur

Alonso mete presión a los otros cuatro rivales. Cada escudería juega sus cartas. En Red Bull confían en su buen ritmo en carrera para mantener el tipo, y en McLaren, con Hamilton en la segunda línea, creen que ese fenomenal sistema de salida les puede entregar réditos en las curvas iniciales.

Alonso y Vettel se colocan en la primera línea para ponerle un poco más de pimienta al campeonato, a la vez que el líder Webber sufrirá desde la quinta plaza, atrasada hasta la tercera fila.

Sólo el agua puede convertir el orden de salida en papel mojado. No parece probable el chaparrón tropical, pero sí muy probable que la pista esté húmeda en algunas zonas, con el peligro que supone para la estabilidad de los monoplazas.

 

En la imagen Una grúa se lleva el Ferrari de Felipe Massa tras romper el motor en la primera clasificatoria. Reuters

 

Últimas noticias de Fórmula 1

Comienza la aventura de Alonso en Aston Martin

De negro y con una amplía sonrisa. Así ha comenzado la nueva etapa de Fernando Alonso en la Fórmula 1, tras despedirse de Alpine rumbo a Aston Martin. El asturiano, que este domingo encajó su sexto abandono de la temporada tras sufrir un nuevo fallo de fiabilidad del A522 en el GP de Abu Dhabi, esperó solo tres horas para mudarse al hospitality de su nuevo equipo. Y este lunes por la mañana se ha dirigido de nuevo al circuito de Yas Marina para empezar a familiarizarse con los que serán sus mecánicos e ingenieros y todo el personal de la escudería. En este primer día ha tenido el apoyo de Pedro de la Rosa, nuevo embajador de Aston Martin, que se ha reunido con su director Mike Krack, para empezar a perfilar sus funciones.

Alonso se despide de Alpine "con la ilusión de un nuevo proyecto"

El español Fernando Alonso (Alpine), que tuvo que abandonar en el Gran Premio de Abu Dabi, el último de la temporada, con el que cerró su etapa en el equipo francés, afrontará desde ahora un "nuevo proyecto", en Aston Martin, con "ilusión".

Max Verstappen gana el Gran Premio de Abu Dabi

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull) logró la decimoquinta victoria del año en la carrera que despidió la temporada, el Gran Premio de Abu Dabi, en el que monegasco Charles Leclerc (Ferrari), segundo, logró el subcampeonato al ir a una sola parada, y el mexicano Sergio 'Checo' Pérez (Red Bull) fue tercero y también bronce en el Mundial.

Resultados y clasificación tras el Gran Premio de Abu Dabi

El piloto neerlandés Max Verstappen (Red Bull) se ha impuesto este domingo en el Gran Premio de Abu Dabi, última prueba del Mundial de Fórmula 1, una carrera en la que el monesgasco Charles Leclerc (Ferrari) ha atado el subcampeonato de pilotos y Ferrari, el de Constructores, mientras que el español Carlos Sainz (Ferrari) ha terminado cuarto y Fernando Alonso se ha despedido de Alpine con un abandono.

Leclerc: "Hicimos una carrera perfecta, no había mucho más"

El monegasco Charles Leclerc (Ferrari) se hizo con el subcampeonato del Mundial de pilotos en la última prueba de la temporada, el Gran Premio de Abu Dabi, gracias a "una carrera perfecta" que le permitió acabar por delante del mexicano Sergio Checo Pérez (Red Bull) tanto en Yas Marina como en la clasificación general.

Clasificación

1
Max Verstappen | Red Bull
454
2
Charles Leclerc | Ferrari
308
3
Sergio Pérez | Red Bull
305
4
George Russell | Mercedes
275
5
Carlos Sainz | Ferrari
246
1
759
2
554
3
515
4
173
5
159